¿Es el dominio del perro una realidad o una ficción?

La respuesta es….es un hecho .

Sin embargo, no necesitamos insinuar que simplemente porque el dominio del perro es un hecho, los perros están constantemente tratando de “gobernar el gallinero”, o que necesitamos comer primero, pasar por las puertas primero, nunca dejar que nuestros perros duerman en la cama, etc. Eso sería un razonamiento circular.

Sí, los perros forman jerarquías. No, esas jerarquías no son estables; son contextuales y cambian con el tiempo.

Dominio es un término relativo, no absoluto. Sólo los individuos muy raros son considerados “dominantes” todo el tiempo. La mayoría de los perros no son aptos para ser “alfa”, y la mayoría de ellos se dan cuenta de ello. Cuando se trata de alfa, lo eres o no lo eres.

Cuando se trata de problemas de comportamiento individuales, el liderazgo es absolutamente esencial. Pero, ¿qué significa eso? ¿Desaparecerá un problema de comportamiento simplemente porque usted come primero, no deja que su perro duerma en la cama y siempre pasa por las puertas primero? Absolutamente no!

Es importante establecer reglas y límites. Los buenos líderes lo hacen, pero estas reglas y límites no deben ser arbitrarios. Para un perro no importa si come primero o último. Los perros de servicio son alimentados durante todo el día durante el entrenamiento y rara vez tienen problemas de comportamiento que puedan ser atribuidos a la “dominación”. A menudo atraviesan las puertas primero, y conozco muchos perros de servicio altamente entrenados que comparten la cama de su dueño, e incluso duermen en sus regazos en algunos casos. Ninguno de estos perros tiene problemas de “dominación”!

El camino más corto para resolver un problema de conducta es mirar la conducta por lo que es.

El camino más corto para resolver un problema de conducta es mirar la conducta por lo que es. ¿Para qué sirve? ¿Cómo funciona este problema de comportamiento para el perro? ¿Se están satisfaciendo las necesidades de este perro? ¿Qué comportamiento nos gustaría ver en lugar del comportamiento no deseado?

Entonces podemos empezar a hacer que lo que funciona para el perro sea lo mismo que para nosotros, como debería hacer un buen líder.

Nota del editor: Reimpreso con permiso de Positive Petzine.

Enjoyed this post? Share it!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.