Labrador Retriever Sara la perra policía del Dalai Lama

Dala Lama, una palabra que evoca las montañas del Himalaya, los tibetanos y el Sangri-La, y también la lucha de un pueblo y una civilización por mantener su identidad y que no desaparezca.

La perra Sara inspeccionando el asiento del dalai lama

Una de las zonas más importantes para vigilar y revisar, era el asiento del Dalai Lama. Sara, un minimo de 6 veces al dia, repasaba el sillón donde se sentaba Tenzing Gyatso para dar conferencias. © Erwan Grey

Invadido por la China Comunista en 1959 y presa de un genocidio cruel que sigue hoy en día, el Tíbet ha vivido desde entonces una guerra no declarada, no oficial, una persecución y una tortura constantes, y la persecución de su líder, antes espiritual y político, ahora tan solo espiritual porque renunció a ser el líder político del gobierno Tibetano en el exilio en un intento de apaciguar la ira y la persecución China que no sirvió de nada… la persecución continua, el genocidio también, sin que la comunidad internacional haga nada y gire la cabeza ante el gigante Chino. Los poderes económicos y el miedo ante el monstruo rojo hacen que el Tíbet siga sufriendo día a día la opresión de la maquinaria política de China.

Por todo ello, el premio Nobel de la Paz (otorgado en 1989) Tenzin Gyatso (el XIV Dalai Lama) día a día recibe amenazas, intentos de secuestro, de asesinato, envenenamiento, atentados contra sus familiares cercanos y por todo ello, posee uno de los sistemas de seguridad personal más preparados y avanzados del mundo entero. En este reportaje encontraréis una pequeña parte del mecanismo de seguridad, el mismo que hace tan solo unos meses, volvió a desenmascarar un intento de atentado con agentes químicos por parte de China contra el Dalai Lama. El plan (una vez más) consistía en enviar mujeres tibetanas con veneno impregnado en su cabello que se acercarían a él con el pretexto de buscar su bendición, en palabras del líder religioso.

Hay una constante que se formula mucha gente sobre el Dalai Lama:

  • ¿Que hace que este líder internacional siempre haya salido bien parado de todas las situaciones que “nunca se comentan” pero que existen sobre su seguridad?
  • ¿Como es posible que una persona que se pasa el 92% del año viajando y asistiendo a conferencias donde la media de asistencia es de 15.000 personas nunca haya tenido un atentado o intento de atentado visible?
Sara descansando

Cuando “Sara” no tenía que iniciar su cometido, estaba debajo del asiento del minibús, descansando. Esto podía suponer mas de 8 horas en un vehiculo sin aire acondicionado a mas de 35 grados. © Erwan Grey

Probablemente la respuesta se encuentre en que el equipo de seguridad personal de Tenzing Gyatsó (XIV Dalai Lama), tenga una preparación muy especial. Normalmente su equipo no es muy grande, y siempre que viaja, deja en manos del país que le recibe la seguridad general, relegando a su equipo de seguridad personal el área más cercana a él y a sus movimientos.

En este reportaje veremos algunas pautas que se realizan siempre que el Dalai Lama asiste a algún acto y aprovecharé para presentaros a “Sara” una perra Labradora que se ha convertido en la especialista personal del Dalai Lama siempre que está en la India, donde tiene su residencia en Dharamsala, zona cedida por la India para los refugiados tibetanos y donde está la sede del gobierno en el exilio.

La Protección personal del Dalai Lama.

Perro junto al guía

No importaba cuantas veces pasara al dia; Sara, junto con su guía, siempre olfateaba todas las zonas marcadas como potenciales, como las mesitas de los lamas donde debajo habían huecos para dejar pequeños enseres. © Erwan Grey

Está compuesta por varios expertos en seguridad, de nacionalidad Tibetana. Se dice que son de la etnia Khampa, los guerreros del Tibet. Normalmente al Dalai Lama le acompañan 4 miembros que son los que flanquean todos los ángulos de su santidad, manteniendo siempre el espacio alrededor de él en extrema vigilancia. Cuando conoces las pautas de estos protectores, te das cuenta que conocen tan detalladamente el comportamiento del Dalai Lama que tan solo con los gestos o la dirección de su mirada, saben cual va a ser su movimiento o lo que va a hacer.

Se dice, que el entrenamiento de este grupo especifico, ha recibido la formación durante años de los mejores cuerpos de seguridad del mundo, siendo uno de los que más han colaborado el Mosad (Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales) de Israel, dado que son expertos en la lucha de contraespionaje y por la causistica entre China y el desaparecido Tibet.

Los guardaespaldas del Dalai Lama, en todo momento se dedican a la protección del perímetro cercano del líder del Tibet, puesto que el resto de la seguridad y protección es a cargo de la policía o equipos específicos de seguridad del estado donde esté realizando el acto. Un convenio establecido de antemano e indispensable a la hora de confirmar la presencia del Dalai Lama es un plan de protección y seguridad del edificio, accesos y vías de llagada y salida hasta donde el Dalai LAma descanse al terminar, así como el transporte desde y hasta el aeropuerto y salida del país.

En la realización de este reportaje, el Dalai Lama hizo un Tour por el sur de la India, visitando diferentes poblaciones y ofreciendo conferencias o enseñanzas. para la protección del lider Tibetano, la guardia de la India fué la encargada. Aproveché para hacer algo diferente, y centrarme en una perra que es la que se encarga de la parte más difícil de la seguridad del Dalai Lama, “lo que no se ve”, las posibles trampas o artefactos que puedan dañar al líder Tibetano o a sus acompañantes.

“Sara” El angel de la guarda de S.S. El Dalai Lama

Perra labrador policia saraDesde hace varios años “Sara” una Labrador Retriever de la Policía de la India, especialista en detección de explosivos, es el ángel de la guarda de S.S. Tenzing Gyatso y su entorno cuando visita la India. Sara, tiene ya 8 años, y aunque ya está mayor y en otros países quizá ya estaría “jubilada” ella sigue dedicando toda su vida a la seguridad de personalidades en el continente.

Durante los 15 días que duró la visita del Dalai Lama al estado de Karnataka, Sara varias veces al día realizaba diferentes itinerarios para comprobar que no hubiera ninguna sustancia o material que atentara contra la vida de las personas que había en la zona. Su itinerario consistía en realizar el mismo trayecto que hacia el coche oficial desde los aposentos hasta la “Gompa” o recinto donde el Dalai lama daba las conferencias, pasando por el muestreo de todos los rincones del recinto, así como en ocasiones el paseo sin previo aviso entre la multitud para posibles detecciones. Según su guía, cada día ella y el equipo de detección (4 policías y Sara) realizaban caminando más de 13 Km dos veces al día.Ronda de vigilancia del perro labrador

Aquí os dejo algunas imágenes de esta preciosa perra, que como dato anecdótico, tiene un tumor y no se atreven a operárselo por si la perra pudiera empeorar. Sara, es una heroína en el grupo policial Indio ya que ha asistido a varios mandatarios internacionales, varios reyes y líderes políticos y espirituales internacionales así como actores y actrices de todo el mundo.

Todo lo que habéis visto, ha sido realizado tan solo por UN SOLO PERRO (Sara) y su equipo humano. Un trabajo TITÁNICO, con una exigencia de atención y minuciosidad casi de cirujano. Podria relataros decenas de anécdotas sobre Sara, como por ejemplo, que cada vez que su guía la sacaba a pasear para que hiciera sus necesidades, en cuanto acababa, ella sola se iba hacia las instalaciones y le miraba como diciendo, – Ey!, vamos! tenemos que volver para que vuelva a repasar la zona, a que esperas?-

Su talento y su incansable necesidad de trabajar, llegaron a oidos del Dalai Lama, y como no podía ser de otra manera, Tenzing Gyatso, el XIV Dalai Lama del Tibet, hizo una audiencia especial para el equipo de policias Indios encargados de su seguridad y después, hizo una “privada” con Sara y su guía. Nunca supe que ocurrió en aquella visita, porque yo no puede entrar, solo accedieron Sara, su Guia, y los asistentes del Dalai Lama, pero sé con certeza, que su santidad, agradeció a aquella perrita que llevaba años trabajando en el anonimato, para unos seres que ni siquiera eran de su especie y sin pedir sueldo alguno, solo por amor al ser humano y su capacidad de ayudar a los demás. Y también sé, que si es cierto que las buenas acciones crean Karma positivo y hacen que en tu proxima vida renazcas con fortuna, Sara, tendrá la mejor de las posibles.

Sara trabajando con publico

En numerosas ocasiones, Sara tenía que trabajar con publico, y aunque ella siempre estaba pendiente de su trabajo y jamás se acercó a nadie que le llamaba, un movimiento de su rabo contestaba a las peticiones y la gente se conformaba. he de decir que su guía fué en todo momento y compañero ejemplar, tratando a Sara con delicadeza y amor. © Erwan Grey

También te puede interesar

Enjoyed this post? Share it!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.